sábado, octubre 08, 2005

Amor en tiempos de Guerra

En una guerra, no hay vencedores ni vencidos..., todos pierden. Se gana en odio, se gana en rencor, y se pierde inapreciablemente el espíritu fraterno. Iba a empezar este post denostando a la guerra -a las habidas y por haber- y a todos sus protagonistas, guiada por la idea de que el desmedido amor a un suelo provoca las más profundas desavenencias, y muy cercanas a la estupidez.

Rememoraba hechos históricos y veía con desazón de que la idea de patria -usada por algunos- ha provocado las más terribles carnicerías. En su nombre, se han exacerbado los ánimos, manipulado y creado una venda en el incosciente que valida cualquier acto, por más terrible que éste sea, en nombre de ella: "Patria", suena muy fuerte, hinche el pecho de orgullo a más de uno, solivianta ímpetus y da la excusa perfecta para no almacenar cargo alguno.

Durante mucho tiempo -relativamente- tuve la idea -y que no es la primero vez que comparto- que el Perú era el único o de los pocos países en el Mundo que por carecer de héroes victoriosos, rendía pleitesía -a pies juntillas-, honores y que colocaba como ejemplos a seguir a héroes derrotados. Veía a Grau, Blolognesi -en especial a éste último- como víctimas de un egoísmo malsano y de un exagerado sentido del honor que opacaban el criterio y que por ello preferían realizar sacrificios inútiles de cientos de inocentes en nombre de una gloria etérea en lugar de aceptar su derrota.

Éstas opiniones me ganaron detractores y opiniones contrarias. Analizando los hechos, amalizando mis propios juicios, no temo de reconocer que mi visión era sesgada e intolerante. Si bien es cierto que, por la patria ha muerto mucha gente, también debo de reconocer que en nombre de ella se ha llevado a cabo muchas cosas que usualmente serían imposibles. Sería mezquindad de mi parte no reconocer cómo sintiendo un aprecio, emotivo, por esta tierra, muchos han hallado una fuente, inagotable, de motivación para vencer las adversidades que se les presentan. Esto, no es un discursillo patriotero, me declaro antipatriota pero rescato y admiro a quienes tomando, adecuadamente, como base el amor a ella -la patria- avanzan.

Creo que unas de las cosas que me forzó a publicar las cartas de ayer -Grau y Carmela de Prat- fue descubrir que a pesar de estar inmersos en una guerra -la asocio con odio- en éstas dos personas pesó más la ponderación, la sensibilidad sobre una reacción tan a flor de piel: el odio. ¿Cómo reaccionarías si el "asesino" de alguien querido te enviase una carta? Me conmueve la hidalguía de Grau que, reconoce los méritos de un "enemigo" y da sus condolencias de una manera tan sincera; me conmueven las palabras de Doña Carmela, tanta mesura, tanta tranquilidad...

A él -Grau- lo describen comoo una persona buena, amable, taciturna, de gran fortaleza física y profunda sensibilidad. La noticia de su muerte -Lima recién se entero el 11 de octubre- provocó gran consternación, no sólo por el cambio repentino de las operaciones de guerra -Chile era dueño del mar y de las costas- sino por la pérdida de un ser casi divino. Desde abril hasta octubre de 1879, Grau había sido un ser dotado de una auréola mágica y mística, y fue la noticia de su muerte la que colocó a muchas personas en un plano más terrenal que nunca. El 19 de Octubre -de 1879-, en una ceremonia que duró cuatro horas, se le dió el último adiós. El último adiós al comandante que puso en los labios del enemigo: "¡Viva el Perú generoso!".

Una historia que busca revanchas no sirve.


grau1


grau2


grau4


grau3

6 Comments:

Anonymous Mario Jovellanos Dijo...

Un comentario sencillo, "poco cerebral": me caen mal remal las guerras. Pero no soy tan iluso y tampoco me morigero solo porque tenga entre mis enlazados un blog chileno.
Aparte de las salidas los fines de semana y de los minutos que le dedicas a tu blog y al de tus incondicionales, ¿tienes un tiempito por lo menos para hacer zaping con la oferta del cable?. Sabes qué dicen allá en el sur los descendientes del marino Pratt; sabes como tuercen la historia cuando se trata de contársela al mundo?. Como siempre repiten los documentales en History Channel, es de esperarse que pronto lo hagan.
Atenta, entonces. Y que no te calle el egoísmo ni la tonta vanidad de tener tu blog enlazado por un chileno.

1:05 p. m., octubre 08, 2005  
Blogger Oz Dijo...

Chica sin patria.

2:07 p. m., octubre 08, 2005  
Anonymous Anónimo Dijo...

Hola BEBA nos gustan tus post...un saludo German Diego Y Lunaaaaa

3:24 p. m., octubre 08, 2005  
Anonymous Mario Dijo...

Mi mamá también trataba de levantarme la moral cuando creía que la llevaba por los suelos. MI mamá y mis amigos. Ese es el amor y la amistad que casi todos consideran en este triste país. La que hace pasar por travesuras, en otro nivel, los crimenes y las masacres de papito o del hijito. Así, para muchos parientes de asesinos, ellos no hicieron nada; son incapaces de matar un ratoncito, una cucaracha. Y cuando por fin lo admiten, dicen, los otros también masacraban, robaban.
German, Diego y Luna, podrían hacer de buenos abogados. Que importa que seas ladrón, eres su amiga. Eso es lo que cuenta.
El señor Bedoya dice de su hijito: El no cometió delito sino pecado. Que lindo. La amistad se entiende así en este país. La amistad y el amor.

4:26 p. m., octubre 08, 2005  
Blogger Beba Newmann Dijo...

Mario, bien hiciste en poner el parche al inicio del comentario. No es "ilusión", envanecimiento ni poco criterio, al contrario sólo es sentido común... En un post anterior hablé sobre que es la historia para mí y lo sujeta que está a las pasiones y a la poca objetividad. !Oh Dios! si hasta Fujimori tuvo un especial en el cable... El pay per view no asegura calidad en cuanto a contenido y forma, y que algunos buscan cámaras para manifestar rencores antidiluvianos no despierta mi curiosidad en absoluto. El que tengo un enlace o dos de cualquier país del Mundo no significa que tenga que guardar apareciencias, mi conciencia no se casa con nadie. Gracias por el comment.

En cuanto al segundo comentario, no lo percibo con total claridad. ¿Quién es el señor Bedoya?

5:22 p. m., octubre 08, 2005  
Anonymous Anónimo Dijo...

Keep up the good work
»

3:50 p. m., agosto 09, 2006  

Publicar un comentario

<< Home