jueves, setiembre 29, 2005

"!!!Carajo, las niñas no dicen lisuras!!!"

boca1


"!!!Carajo, las niñas no dicen lisuras!!!". Su férrea mirada, su dificultosa respiración, el constante -y todo un espectáculo- abrir y cerrar de sus fosas nasales, su rostro, !qué rostro, por Dios!, todo coloradote y con un pronunciado desnivel en el entrecejo me advertían, claramente que, ésta vez, lo decía muuuuuy en serio y la palabrota, ¡qué palabrota!, como para añadirle insulto a la lisura... Me dieron ganas -y no muy pocas- de responderle -con toda la inocencia del mundo, por supuesto- : "Sí... las niñas si dicen lisuras. Paulita las dice. Sonia las dice. Papá también las dice, el no es niña pero es mi papá... Uhmm... Ud. también las dice...". Bueno, decirle ésto último, hubiese colmado su paciencia, por cierto, tan propensa, últimamente, a caer con suma ductilidad en una explosión "temperamentosa" de dimensiones inconmensurables y, de hecho, llevándose "muertitos por delante". Callé, por supuesto que callé.

Sor Ana de los Ángeles -Sor Ana del Diablo, la llamaba yo, por su carácter tan difícil e impredecible-, era una monja española afincada en nuestro país desde hace buen rato ya -y que de seguro vino con la Conquista. Tenía un carácter fuerte, muy fuerte y se aferraba estrictamente a todas las normas de urbanidad establecidas y de su propia cosecha. Yo, una niña mimada de 7 años, próxima a cumplir los 8, y con un prontuario, en inconducta, tan amplio y largo como lista de promesas de mitómano... Aunque, debo de reconocer que no siempre me castigaban por un hecho sino también por omisiones -como no hacer la tarea. Pero, volviendo a Sor Ana, lo que no se podía permitir en un colegio religioso era que las niñas estuviesen por ahí blasfemando y diciendo grosería y media, y menos la hija de don Gerardo. "Qué va a decir don Gerardo, tu padre, que te manda con tanto amor a nuestro colegio. Qué va a decir tu padre si te escucha decir esas malas palabras -persignándose-, qué va a decir...". Sólo el silencio le respondía. El silencio que era interrumpido por ella misma y por sus respuestas, como sugiriéndomelas y tratando de ponerlas en mi boca. Mi rostro, que segundo antes era de sopresa, y hasta de miedo había cambiado, ahora, por uno de resignación ante el sermón -de las siete horas- que recién empezaba...

La lección, tenía que ser para todas. Así es que, como tarea para la casa nos mandó a buscar en el diccionario "palabras" (lisuras) con la idea de que conozcamos el significado de aquellas y que no volvamos a usarlas. Es más nos lo hizo prometer, bajo pena de castigo severo...

Recuerdo que, estando buscando las "palabritas" en el dicccionario iba repitiéndolas: "Carajo, carajo...!CARAJO! Mierda, mierda..., !MIERDA! Concha, concha..., !CONCHA!". Y poco después, acercarse, con rostro de preocupación e indignación, a Marita que, observándome como a un bicho raro, me dijo "¿Por qué tantas lisuras? ¿Por qué estas tan molesta? ¡Es malo decir lisuras!". Le tuve que explicar que esa era mi tarea. "¿Ahora dejan de tarea, lisuras? En mi tiempo si las decías te rompían la boca...".

En aquel tiempo, en mi tiempo, creo yo, que no era una "lisurera" consumada en el estricto sentido de la palabra. Era parte de mi juego, una travesura más... Las usaba porque me encantaba ver en el rostro de las personas su reacción al oirlas. Mis compañeritas se cubrían la boca, como si ellas hubiesen proferido palabra más vil, o se tapaban los oídos por si volvía a repetirla o como señal de "no puedo creer lo que mis oídos acaban de oir", o, por último, se tapaban los ojos -de vergüenza, ajena. Circunstacialmente, accidentalmente, me las oía un adulto y me regañaban como pasó con Sor Ana.

Yo digo, poniendo un ejemplo, que si alguien le anda dando de martillazos a un clavito y éste, astútamente, esquiva el golpe y en su lugar deja un dedito, la reacción, de la vítima de tan desafortunado accidente no va a ser: "Cielos, acabo de golpearme una falange, tengo que mostrar mi más enérgico rechazo por tan deliberada y alevosa agresión...", sino: "!Ay, mierda!". Como que con esas palabras desfogamos dolor, tensión o alegría, ¿no? Me parece lícito soltar una palabrota de vez en cuando. Bueno, tampoco no podemos ir al extremo de andar soltando "palabrotas" cada cinco. Tampoco, tampoco, pues. Como en todo, cada cosa en su lugar y en su momento. Creo que se llama contexto.

Bueno, hicimos la tarea. Ahora sabíamos a ciencia cierta qué significaban esas "palabras". Aunque, ciertamente, no manejábanos en aquel entonces las connotaciones y acepciones sino que nos apegábamos a su significado literal. Hicimos la firme promesa -o nos la "hicieron" hacer- de no utilizarlas, pues, esas expresiones son usadas en el mundo lumpesco, de manera irreverente o peyorativamente.

¿Saben que hace a una promesa más interesante? Romperla. Por más que lo prometí, con los ojitos cerrado y levantando una manito, las volví a usar, pero, ahora con más criterio (conociendo su significado y connotación).

¿A quién no se le ha escapado una "lisurita"? Quién esté libre de pecado que le caiga una "mentada".

bocatapada

13 Comments:

Blogger MaTT Dijo...

Como tu dices Beba, todo en su lugar es adecuado, que sería de esas chancadas de dedo sin su respectivo "Ay mierda", o sino ¿cómo amedrentar a un ladrón? sin una buena mentada de madre (obviamente tienes que tener el respaldo de un cuerpo sólido, sino perdiste)... incluso un carajo bien puesto y en el momento adecuado se ve hasta varonil (cómo decía Bryce).

Sin embargo es cuestión de moderación y de criterio, quiero aprovechar de felicitar a Sor Ana de los Ángeles, porque en tu post no vi ninguna grosería fuera de contexto, lo que significa que hizo bien su trabajo...XD

MaTT

7:53 a. m., setiembre 29, 2005  
Blogger Grand Master T Dijo...

no sé pero no me gustan las chicas que digan lisuras todo el tiempo. Es más tampoco me parece bien que las personas se expresen con sólo lisuras todo el tiempo (el español es tan rico de vocablos). Es como si le quitaran la gracia de decirlas. Recuerdo un pata para él todos éramos conchesumadres. Lo curioso de esto es que la única forma en que podía saber si en verdad estaba molesto con alguien era si lo llamaba imbécil.

10:11 a. m., setiembre 29, 2005  
Anonymous digler Dijo...

siempre pense que las lisuras usadas en perú tienen mayor gracia que las de otros países, al principio pensaba que era así por la costumbre, pero luego mi hermana me conto que en españa sus amigas le pedian que le diga reconchadetumadre a todo el mundo sólo por lo gracioso que sonaba...

10:26 a. m., setiembre 29, 2005  
Blogger Cielo Dijo...

Yo pecadora... sobretodo cuando me hacen amargar... Al higado no solo le gusta la chela sino también las lisuras.

Salu2.

2:29 p. m., setiembre 29, 2005  
Blogger Ramiego Dijo...

Interesante artículo. La verdad, eso de que las chicas "por igualarse" a los muchachos, usen palabrotas, se ve recontrahorrible. Vieras nomás la cantidad de niñas con las que me cruzo en mi universidad y sueltan unas palabrotas dignas de un camionero empinchado (ups! perdón) y sin razón justificada, sólo por el hecho de querer usarlas porque "se les ve cool" o "suenan malditas" y no sé cuantas estupideces más.

En mis epoca de colegial, cuando hablabamos entre patas, la verborrea soez era muy frecuente... pero cuando aparecía de pronto una chica, obviamente cerrabamos la cloaca bucal por respeto a la dama.

Ahora hay cada mocosa que entre cuadra y cuadra gritan a sus "amigas" unas mentadas de madre de 100 metros planos que por su sonoridad y acustica de largo alcance harían morir de envidia al mismísimo Juan Diego Florez.

2:59 p. m., setiembre 29, 2005  
Blogger Lobito Dijo...

Sí, carajo. Putamadre.

Se malean las chiquillas de mierda.

¿Por qué ah?

7:30 p. m., setiembre 29, 2005  
Blogger Flavio Dijo...

Las palabras son solo eso, palabras. En sí, no son ni ofensivas ni agradables. El significado se consolida al pasar por el tamiz de nuestra percepción.

A mí no me incomoda que una chica "hable lisuras." Que diga lo que quiera. Cada uno debe aprender a conocer a las personas más allá de las impresiones superficiales.

11:14 p. m., setiembre 29, 2005  
Blogger ShaelKoNef Dijo...

pero hay gente "caleta"..
---> carijo, caracho. o .. CAriño
---> CONciencia
o la popular MELA

y que seria el tan usado prefijo "ta"(siempre unido al "que")

'ta que no se
'ta que me olvide
'ta que no me acuerdo
'ta que fea nota!

12:24 a. m., setiembre 30, 2005  
Blogger monarcaxx Dijo...

Pues aunque mi colegio era tambien de monjas en aquellos tiempos igual hablaban a espaldas claro...
Uno escucha cada lisura o palabrota pero depende de uno repetirlas o no, la verdad no me gustan pero a veces a veces...hace falta un ajo o mela Xp, solo por descargarte solo por eso sin decircelo a otras personas como peleando si que lo he escuchado.

1:38 a. m., setiembre 30, 2005  
Anonymous Cesar Honorio Dijo...

y es verdad que la lisura es tan importante en la sociedad como un lexico rico en otros vocablos. Da sazon suficiente hasta cierto punto, y ademas como se vea a la lisura, son simples palabras que en el momento son de mucha ayuda para expresar lo que siente... es mejor un carajo a q un puñete en la cara... porque es sabido que las lisuras son un desfogue y que ya no se recurre al golpe ... pero hay gente que a la lisura lo toma como un prefacio ...jajaja ...solo puedo decir q sin lisuras ...no hay sociedad .... es como el sabor del pipi de mono(uno de los ajies mas potentes que he probado) que muchos rechazan pero que al final siempre lo probaran aunque no sean concientes de ello ....porque las lisuras son visibles, pero tambien se encuentan "entre lineas" muy bien camufladas ..... de veras que me encanto tu articulo, muy provechoso !!! ta que si vale leerlo denuavo ah !!

8:55 p. m., marzo 24, 2006  
Blogger TERESA Dijo...

Claro que las decimos...
Y la que diga que no,miente.. Momentos de enfado..
Nervios....
No se... yo personalmente y aunque este feo decirlo tengo el"joder",
siempre saliendo de la boca.
Joder..es la primera vez que escribo un comentario ..y no sabes lo que me esta costando......

3:16 p. m., agosto 07, 2006  
Anonymous Anónimo Dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! renault paris hummer fire truck specs cheap ambien unreal big boobs 600000 scholarships Hawaiian shirt free shipping acura tsx body side molding Twilight zone shirts

2:39 a. m., febrero 23, 2007  
Anonymous isis Dijo...

Las lisuras son tan importantes en el habla como los eufemismos.Ncesarios, buen mecanismo de defensa antes de ir a la violencia fisica. A nosotras las mujeres ademas se nos ha hecho una necesidad recurrir a las lisuras para asustar a cualquier mañoso hijo de su madre, imaginense si le dijeramos "Sr. mañoso podria dejas de puntearme" como que no NO? en esos casos la lisura se hace efectiva, y ademas amortigua la impotencia de querer golpearlo. Y los chicos que piensan que las mujeres no debes decir lisuras...que se vayan a la concha su mare.

10:39 a. m., febrero 07, 2009  

Publicar un comentario

<< Home