sábado, setiembre 10, 2005

"Pequeñas Rebeldes" sin causa..., aparente

ShirleyTemple


Uno de los hechos más importantes, vividos, en nuestra etapa escolar y que nos sirvió para forjar, con fuego, nuestro espíritu rebelde, en el mejor de los sentidos, y de solidaridad, es "aquel" que nos puso al frente de un enorme muro de intolerancia revestido de leyes y normas... "divinas".

Aunque mis padres no eran católicos practicantes, ello no fue impedimento para que, por extendida costumbre familiar, me inscribiesen en un estricto, en muchos sentidos, colegio católico. De la calidad educativa no me quejo; es más, agradezco todo lo que hicieron por mí...

Uno de los requisitos para que una alumna sea aceptada dentro de sus filas era que su familia hubiese cumplido, "religiosamente", con las leyes de Dios. Es decir, la niña en cuestión, tenía que estar bautizada y sus padres casados, entre otras cosas..., de otra manera, era imposible poder ser admitidas.

Aunque, habían ciertas excepciones. Como aquel par de niñas provenientes de un hogar de menores, y recibidas por una cuestión de "caridad cristiana". Sin embargo, carecían de todos los privilegios de las otras niñas provenientes de hogares "respetables", cristianos y al día con las pensiones...

De niñas que creíamos en Dios, más con temor que con fe, nos convertimos en rebeldes sin causa..., aparente. "Tanto va el agua al cántaro que términa por romperse"... Cuando rozábamos los albores de la adolescencia sentíamos con mayor claridad las presiones y represiones a las que éramos sometidas, y "a toda acción hay una reacción...". Lo que para el resto de chicas de nuestra edad, fiestas y chicos, era normal para nosotras tenía un tinte de tentación y pecado. Cada paso nuestro era vigilado, observado con detalle clínico y al menor síntoma, de "desadaptación", sometidas a una intervención, "psicológica y cristiana", para extirpar el "mal".

"Los comportamientos se adaptan a las circunstancias". Y no dimos cuenta, también, que la mejor manera de "convivir", lejos de lavativas cerebrales, era siendo hipócritas. "Santitas" delante de las monjitas y en verdaderas "hijas de Lucífer" a sus espaldas.

Tatiana, llegó al extremo. Su perfección fue tanta, en las artes de la hipocresía, que nos resultaba realmente inconcebible pensar en cualquier otra criatura más maquiavélica que ella. Se le veía muy cercana a las "hermanas", era la favorita de muchas ellas y por otro lado, era una de las más terribles; se había convertido en el verdugo, un verdugo implacable, de Elisa y Rosaura, las dos niñas provenientes del hogar de menores.

Elisa y Rosaura, parecían cortadas por la misma tijera. Ambas, tenían los cabellos negros e hirsutos, como si se los cortaran con vidrio; tenían un hablar balbuceante y dubitativo; la mayor parte del tiempo la pasaban calladas y se le notaba tensas, nerviosas y cohibidas ante el resto. Sin embargo, sus desempeños académicos eran aceptables.

Tatiana, agarró como punto de sus burlas a Elisa y a Rosaura a quienes tildaba de advenedizas, "recogidas" o "cholas apestosas". Fueron varias las ocasiones en que vi a alguna de ellas llorando muy quedito. Jamás se quejaron y si lo intentaban, ¿a quién le iban a creer?, ¿a la alumna "favorita" o a una par de chicas que estaban de "gratis"? Tatiana era muy hábil para cambiar las historias, ajustarlas y quedar en una posición muy cómoda.

Nosotras, preferíamos mantenernos al margen. Era mejor tener a Tatiana de "amiga" que de enemiga... Bien, por cosas de la "vida" o el "destino" -particularmente me niego a creer que tengamos un destino señalado- la historia cambió para Tatiana. A mitad de bimestre, sus padres se divorciaron con tanto escándalo que la historia era vox populi. Y obviamente, estaba enmarcado dentro de las reglas que una niña de padres separados no podía formar parte del colegio. Tatiana fue separada, temporalmente, mientras se convocaba a la junta directiva, integrada por algunos padres de familia y representantes del colegio.

A pesar, que nuestros sentimientos hacia Tatiana eran de antipatía, no concebíamos en nuestras, aún, pequeñas e inocentes mentes, que por un error ajeno (el de sus padres) ella tuviese que pagar las consecuencias. Se le notó triste en los últimos días, hablaba poco. Todo eso nos pareció injusto. No se nos ocurrió mejor idea que juntar nuestras firmas y presentarlas a la junta directiva que las tomó más con sorna que con la seriedad que esperábamos. Incluso Elisa y Rosaura firmaron lo que provocó la hilaridad de los integrantes de la Junta. La decisión no fue otra: Tatiana, tenía que irse. Era un mal ejemplo; el divorcio contradecía las leyes de Dios.

Nos declaramos, de común acuerdo, en una huelga silenciosa. Muchas estaban atemorizadas e incluso algunas se apartaron y nos dieron la espalda. Las que la mantuvimos, tuvimos que llevar a casa, citaciones. Nuestro padres al pendiente de la naturaleza de nuestra "inconducta" apelaron al sentido común. La directora trató de separar el problema de Tatiana con nuestro comportamiento. Pero, los padres coincidieron que el origen del problema estaba en que nosotras nos habíamos percatado de un hecho injusto. Los padres ejercieron presión y la Junta Directiva, nuevamente convocada, cambió de parecer: Tatiana volvió, pero, tenía que estar bajo la supervisión de un psicólogo.

A partir de ese hecho nuestro grupo se volvió muy unido: Rebeldes sin causa..., aparente. Incluso Elisa y Rosaura se despercudieron de sus temores y se nos unieron. Lamentablemente me tuve que alejar de ellas porque al año siguiente me cambiaron de escuela.

shirley%20TEMPLE%204

4 Comments:

Blogger Dragón Dijo...

como, como??? o sea que iban a sacar a tu amiga por que sus padres se divorciaron???, que culpa tendría la pobre chica.
Esos pensamientos medievales de las malditas monjas y de la iglesia católica.

10:00 a. m., setiembre 10, 2005  
Blogger Gastón Dijo...

Podrìamos hacer muchas bromasfàciles sobre los pinguinos, màs ahora que vi Madagascar, pero lo cierto es que no hay nada como la prepresiòn para unir a un grupo.
Y ustedes fueron uy valientes en verdad. Y Las dos chicas de orfanato, muy nobles.

10:07 a. m., setiembre 10, 2005  
Blogger LucianaM Dijo...

La otra madrugada veìa una peli sobre la pantalla de virtudes que daban las monjitas del convento de la magdalena pero que era eso, pantalla.
No es por hacerle cargamontòn a los coles de monjas pero... ¿què tal era el himno del cole?

7:07 p. m., setiembre 10, 2005  
Blogger INTERNOTICIAS Dijo...

Hola Marilya, como estas?? Veo q te gusta escribir, y lo haces muy bien, sobretodo q tocas temas politicos. Mira, yo trabaj en una revista, que tiene su pagina web (http://www.internoticias.org) ponemos noticias diarias y nos gustaria saber si estas interesada en colaborar con nosotros, escribiendo noticias. Pondríamos un link a tu pagina web, si asi lo deseas, en cada nota q nos envies. Espero tus comentarios. Saludos.

12:39 p. m., mayo 06, 2008  

Publicar un comentario

<< Home